Verduras y hortlias que consumen más agua en el huerto

Verduras y hortlias que consumen más agua en el huerto
Contenidos de este artículo

    5 cultivos que requieren menos agua

    Es bien sabido que la falta de agua puede hacer que las plantas se marchiten e incluso mueran, pero el exceso de riego puede producir problemas similares al pudrirse las raíces, un problema al que son muy propensas las plantas jóvenes en macetas. Además, el estrés provocado por un riego irregular puede hacer que algunas plantas se atornillen (corran a sembrar), dando una cosecha muy pobre. Suministrar la cantidad correcta de agua es todo un arte y resulta esencial para garantizar una buena cosecha de frutas y hortalizas.

    Los cultivos necesitan distintos niveles de agua en función de su fase de crecimiento, su posición en el huerto, el tipo de suelo, las condiciones meteorológicas y la variedad. Por ejemplo, si cultivas en un suelo arenoso (que no retiene bien el agua), puede que tengas que regar tus cultivos todos los días en pleno verano (e incorporar materia orgánica, como el compost, para ayudar a retener la humedad). En cambio, los cultivos en suelos arcillosos (que retienen mejor la humedad) necesitan ser regados con menos frecuencia. Los suelos arcillosos son propensos al encharcamiento, pero la adición regular de materia orgánica puede ayudar a superar este problema.

    Calculadora de agua para huertos

    En el huerto, un suministro uniforme de agua durante toda la temporada de cultivo está directamente relacionado con la calidad y el rendimiento de las hortalizas cosechadas en el huerto. Por lo general, la demanda de agua de las hortalizas es elevada durante las primeras semanas de crecimiento tras la germinación, justo después del trasplante y durante la floración y el desarrollo de los frutos. Sin embargo, en cada cultivo de hortalizas hay etapas particulares de desarrollo en las que es fundamental contar con un buen suministro de agua.

    Las plantas sanas, con mucha humedad, son de color verde brillante, con tallos firmes y hojas completamente extendidas. Esto puede servir como pista visual del estado de la planta. Las plantas con estrés hídrico suelen desarrollar una coloración verde grisácea y pueden mostrar un marchitamiento visible. Como regla general, las hortalizas rinden mejor con una cantidad uniforme de humedad a lo largo de la temporada de crecimiento, normalmente una pulgada de agua por semana.

    Considere la posibilidad de utilizar el riego por goteo en el huerto este año. Reduce la cantidad de agua que se desperdicia por escorrentía y evaporación, y ayuda a mantener las hojas secas; una gran ventaja en la batalla por reducir los problemas de enfermedades.

    Cultivos que necesitan mucha agua para crecer

    Todas las hortalizas, especialmente los tomates, necesitan un suministro uniforme de agua durante toda la temporada de crecimiento, y suelen tener problemas si el suministro de agua fluctúa. Si se imponen restricciones o prohibiciones de riego, la conservación del agua se convierte en una cuestión fundamental.

    Hay muchas formas de conservar el agua en el huerto. Una de ellas es cortar la parte superior de una jarra de leche de un galón o de una lata grande, hacer varios agujeros muy pequeños en el fondo y colocarla en el suelo de forma que sólo asome el cuello por encima de la superficie. Coloca una jarra cerca o entre cada planta grande (por ejemplo, tomate o calabaza) y llénala una o dos veces por semana, o más a menudo si es necesario. Cuando las plantas empiecen a fructificar y los frutos tengan el tamaño de una cuarta parte, añade una o dos cucharaditas de un fertilizante completo (como el 5-10-10) a cada jarra una vez a la semana.

    Una vez que el suelo esté húmedo, añadir un mantillo aumentará en gran medida la capacidad del suelo para utilizar el agua de forma eficiente y ayudará a evitar la pérdida de agua causada por la evaporación. Los mantillos orgánicos reducen la fluctuación de los niveles de humedad del suelo y ayudan a mantenerlo más fresco durante el verano. Los mantillos también tienen la ventaja añadida de servir de barrera contra ciertas enfermedades transmitidas por el suelo.

    Qué plantas de jardín necesitan más agua

    Tener un huerto es divertido, gratificante y bueno para el medio ambiente, pero también puede consumir mucha agua. Tanto si vives en una región seca como si no, ahorrar agua es importante tanto por razones medioambientales como por el bien de tu economía. El riego eficiente también es bueno por otra razón: hace que las plantas estén más sanas.

    En general, las hortalizas necesitan mucha agua, y la cantidad de humedad que reciben afecta al tamaño y la calidad de la cosecha. Pero sus necesidades varían según las distintas fases del ciclo de crecimiento, siendo la humedad especialmente importante para las plantas jóvenes.

    Antes de plantar las semillas, riega la tierra a fondo, dejando que la humedad penetre lo suficiente como para que la capa superior se seque, y luego vuelve a regar antes de sembrar. Esto ayudará a las semillas a germinar y les dará la oportunidad de desarrollar raíces más profundas, ya que sus raíces seguirán la humedad más adentro del suelo. Mientras las plantas son todavía plántulas, la tierra debe mantenerse permanentemente húmeda (aunque no empapada).

    Verduras y hortlias que consumen más agua en el huerto

    Hola soy Adassa Puig y bienvenidos a mi blog donde puedes encontrar información relacionada a las huertas y como sembrar de una forma practica y sencilla haciendo uso de herramientas sencillas y comunes que nos permiten tener una huerta bien atendida.

    Otros artículos que pueden ser de tu interés

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies Mas info

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad